miércoles, 22 de noviembre de 2017

Introducción al análisis técnico (II). Tendencias.

A lo largo de varias entradas y escritos en redes sociales hemos hecho referencia a la importancia del análisis técnico a la hora de tomar posiciones en el mercado. El análisis técnico nos ayuda a elegir el momento oportuno para llevar a cabo la operación que consideramos apropiada. Aun así, es importante destacar el margen que este tipo de análisis deja a la subjetividad. El gráfico es siempre el mismo. Es el que contiene toda la información. Es el que es, y no lo podemos cambiar. Pero sus movimientos dependen de las operaciones de todos los inversores en conjunto y estas a su vez dependen de la interpretación que cada uno haga del gráfico. La pregunta es, ¿estas interpretaciones coinciden?
Lo que está claro es que la labor de cualquiera que practique el análisis técnico es la identificación de tendencias. Si logramos identificar la tendencia que está siguiendo el mercado sabremos lo que están pensando el resto de analistas y, por consiguiente, en que dirección van a ir sus operaciones.

LÍNEAS DE TENDENCIA

Para determinar una línea de tendencia necesitamos una sucesión compuesta por lo menos de dos máximos o dos mínimos.
Llamamos máximo a un punto donde el precio deja de subir para empezar a bajar.
Llamamos mínimo a un punto donde el precio de deja de bajar para empezar a subir.




TIPOS DE TENDENCIAS

Una de las principales conclusiones de la teoría de Dow es que el mercado se mueve según tres tipos de tendencias.

  • Tendencia Primaria: Una tendencia a largo plazo que dura más allá de un año. Sea cual sea nuestra operativa habitual, es importante tenerla identificada.
  • Tendencia Secundaria: Va en sentido contrario a la principal y su duración suele ir de dos a seis meses.
  •  Tendencia Menor: Corrige a la secundaria yendo en el mismo sentido que la primaria y su duración suele ser de algunas semanas. 



La principal función de las líneas de tendencia es avisar. Cuando se produce una ruptura de una línea de tendencia la probabilidad de que se inicie una tendencia en sentido contrario es muy alta. De la misma manera, si esta ruptura no se da, tambien es muy probable que el precio rebote con fuerza en el sentido de la tendencia. En otras palabras, la tendencia se hace mas fuerte cada vez que el precio la toca.  
Es importante tener en cuenta que las lineas de tendencia solamente se pueden trazar con los cierres diarios, aunque es aconsejable usar toda la gama de precios del dia. 

¿QUE MÁS NOS DICE LA TENDENCIA?

En primer lugar, la tendencia nos indica la dirección que tomará el precio en el futuro dependiendo de cual sea nuestro horizonte temporal. Por otra parte, tambien debemos usarla para marcar objetivos de precio. Normalmente cuando una tendencia se rompe podemos deducir que los precios se moverán hasta una distancia igual a la que se movieron en el otro sentido. 
Si eres aficionado a los libros sobre trading observaras que muchos autores actuales definen la tendencia como a la mejor amiga del inversor. Lo que quieren decir es que para tener éxito en nuestras operaciones es necesario respetarla y no ir no su contra. 
Una vez la tenemos identificada es necesario tener en cuenta:
  • El tiempo que lleva vigente. 
  • La fuerza con la que el precio ha rebotado al tocarla. 
  • Su ángulo de inclinación. 
¿Cuántas veces os habéis encontrado con que la tendencia os devolvía ese respeto que le mostrabamos en forma de beneficios? ¿Y al contrario? ¿Habeis lamentado en alguna inversión el poneros en contra de la tendencia? ¿O os ha salido bien la jugada? Me muero de ganas por saberlo. Espero vuestros comentarios en el blog o en nuestras redes. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario