lunes, 4 de septiembre de 2017

¿Sabes interpretar lo que te dicen de las velas japonesas? Pautas de triple vela

Pasada la época estival inauguramos la nueva temporada con ganas de seguir trabajando y centrando todas nuestras fuerzas en una adecuada formación financiera que nos permita optimizar nuestras inversiones.
Cerrábamos la temporada anterior con el bloque de entradas sobre velas japonesas. Una interpretación ideal del futuro del precio de nuestros activos que nos ayuda a decidir si es el momento ideal para para ejecutar esa operación que tenemos en mente. Tengamos en cuenta que el mensaje que nos transmiten las velas japonesas cobra su importancia en zonas de soporte y resistencia.
A lo largo de dos entradas hemos explicado cómo usar las pautas de una y dos velas para completar nuestro análisis. Ponemos fin a este indicador exponiendo las dos pautas de triple vela más importantes de las que disponemos.

  •  Estrella vespertina.

También conocida por su término en inglés Evening Star. Esta curiosa formación aparece en tendencias alcistas y nos augura un inminente cambio de tendencia. La primera vela tiene un cuerpo real blanco grande seguido por una peonza blanca o, en algunas ocasiones, puede ser una Doji. Esta se sitúa más arriba de la primera dejando un hueco al alza con respecto a la primera. Por último tenemos una vela negra situada más debajo de la central dejando otro gap, esta vez a la baja con respecto a la segunda y con un precio de cierre inferior al 50% del cuerpo de la primera.


  •          Lucero del alba.

El lucero del alba o Morning Star es la versión opuesta a la formación anterior.  La primera vela es un cuerpo real negro precedido por una Doji o peonza blanca. Finalmente una gran vela blanca deja un hueco alcista y cierra por encima del 50% del cuerpo de la primera vela. Esta formación aparece al final de las tendencias bajistas y nos avisa de que el suelo está muy cerca, por lo que podemos estar ante un momento ideal de compra.  


Podemos llegar a la conclusión de que hay una gran variedad de patrones, formaciones y nombres que en ocasiones pueden endulzar los oídos del trader recién iniciado. No debemos olvidar el hecho de que se trata de un indicador más que de nada sirve si no se acompaña de los demás indicadores y que, al final, el mensaje que transmiten es el mismo: un giro del precio.
Desde luego, no es suficiente para saber si el giro durara mucho o poco y la utilidad que podamos sacarle a esta información dependerá de cual sea nuestra operativa.
Hasta aquí mis comentarios sobre los patrones de velas. Y… ¿Qué sucede con los vuestros? ¿Qué patrones conocéis? ¿Cuál es el que más beneficios os ha traído? ¡Estamos deseando conocerlos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario