lunes, 17 de julio de 2017

¿Sabes interpretar lo que te dicen de las velas japonesas? Pautas de doble vela

Habíamos dedicado la entrada anterior a exponer la información que nos ofrecen las velas del gráfico. Durante varias líneas hablamos de los mensajes que tratan de ofrecernos las pautas individuales. Obviamente no todo acaba ahí. Asociar el significado de la vela que nos queda tras el cierre de la sesión a la que se produjo el día anterior es un enigma interesante de resolver, pues nos puede dar detalles muy interesantes respecto la futura cotización de nuestros valores. En esta entrada vamos a continuar con el tema explicando cómo interpretar las pautas de doble vela. Ya hemos comentado que para que la información de la vela y cualquier información relacionada con el análisis técnico en general nos sea de utilidad ha de ser vista e interpretada con otras velas u otros indicadores. La señal de cualquier indicador, velas incluidas, no es definitiva si los demás no acompañan esa percepción.

PAUTAS DE DOBLE VELA
  •  PAUTAS ENVOLVENTES. Una pauta envolvente es una vela de cuerpo largo que cubre totalmente la vela anterior, siendo esta de color inverso. Por ejemplo, si al final de una tendencia alcista aparece una pequeña vela blanca y a continuación una gran vela negra que cubre la anterior por ambos lados esto indicará un inminente cambio a tendencia bajista.

Y viceversa si aparece al final de una tendencia bajista con los colores invertidos.
  •  CUBIERTA DE NUBE OSCURA. Tras una vela blanca se produce una apertura de la siguiente sesión con precios por encima del cierre de la primera, pero no logran mantenerse y acaban dejando una vela negra que cubre más del 50% de la vela blanca. Esto sucede al final de tendencias alcistas e indica que hemos tocado techo.
  •  PAUTA PENETRANTE. Es la versión contraria de la pauta anterior. Surge en una tendencia bajista, cuando después de un cuerpo real negro, la siguiente vela muestra una apertura por debajo de los mínimos de la anterior, pero cierra por encima del 50% de la misma. Implica cambio de tendencia a alcista.
  •  HARAMI ALCISTA. Esta palabra se traduce como “mujer embarazada”. Se da cuando, tras una vela grande de color oscuro, aparece una vela blanca pequeña que no se sale de los límites de la anterior. Suele ser indicador de un cambio de tendencia al alza, aunque muchos autores afirman que esta formación es una señal menor.
  • HARAMI BAJISTA. Es la versión contraria de la anterior. Al final de una tendencia alcista encontraremos un cuerpo blanco seguido de una pequeña vela negra que no superara ninguno de los límites de la anterior, lo cual indicara un cercano cambio a tendencia bajista.

Podemos ver que las velas japonesas pueden llegar a ser tan complejas como enriquecedoras en cuanto a lo que información del precio se refiere. Debemos identificar y entender correctamente todos sus elementos para poderlas unir a los datos de los demás indicadores. Con toda esta formación y un adecuado asesoramiento, cualquiera puede prepararse para poner sus ahorros a trabajar.

Nos vemos muy pronto para hablar sobre las pautas de triple vela

No hay comentarios:

Publicar un comentario