viernes, 23 de diciembre de 2016

Plan de Trading: ¿mecánico o discrecional?

Antes de plantearnos realizar operaciones bursátiles sin apenas riesgos, es vital contar con un buen plan de trading de opciones binarias: una estrategia que nos permita minimizar las decisiones que tengamos que tomar mientras dure la operación realizada, sobre todo si esta se alarga durante el día o está sujeta a “corazonadas” o impulsos y no a nuestra “mente fría”.

El plan de trading por tanto actúa como hoja de ruta, como diario de a bordo de nuestra aventura bursátil, definiendo qué condiciones nos resultan las más beneficiosas, en qué circunstancias nos cuesta más alcanzar el éxito, cuándo es el momento óptimo para cerrar operaciones etc.

Dentro de todas las opciones que nos puede llevar a movernos hacia una dirección u otra dentro del trading, existen dos concretas que se posicionan a ambos polos de la estrategia, y que por tanto conviene conocer para situarnos hacia un lado u otro. Se trata del trading mecánico y el trading discrecional.




El trading mecánico

EL trading mecánico es aquel que define cada aspecto y cada detalle de la jugada, de forma que acota casi al completo cualquier decisión que se nos plantee: desde la duración hasta el momento concreto de la apertura y el cierre de la operación.
Son por tanto sistemas de trading que se apoyan en su totalidad en la estadística y el conocimiento al dedillo de no todo el mundo bursátil, pero sí de una parte concreta de este, sin que deje lugar para las corazonadas a las que interpelábamos al comienzo y dejando de lado todo tipo de emociones a la hora de ejecutar decisiones.
Ventajas y desventajas del trading mecánico

La principal ventaja y la principal desventaja del trading mecánico son parejas, y no es otra que la circunstancia de que al predecir casi al dedillo lo que va a suceder sin apenas riesgos gracias a la observación, la estadística y las matemáticas puras, nos asegura un gran porcentaje de éxito.
Por el contrario, al dejar en su totalidad la base del éxito al mundo matemático y no al “real”, un pequeño cambio trastoca toda la confianza depositada en este sistema, que suele ser mucha.
Por otra parte como forma de negocio resulta muy adecuado al reducir ampliamente riesgos, pero supone una estrategia fría y poco emotiva para aquellos que buscan disfrutar del movimiento de sus acciones.
El trading discrecional

Tal como hemos enunciado, son estrategias totalmente contrarias a las vistas en el trading mecánico. Por tanto, no se basa en absoluto en reglas cerradas (aunque como en todo lo que supone invertir, conviene seguir ciertas recomendaciones o buenas prácticas), sino en las percepciones que el trader tenga al mismo momento de entrar en la operación.

Ventajas y desventajas del trading discrecional

La principal ventaja de este sistema de trading (que también puede ser visto como una desventaja por el trader amateur) es que resulta más apasionante que cualquier otra forma de operar en el mercado bursátil, teniendo un conocimiento y pulso mayor del ecosistema que en el sistema mecánico.
Por el contrario, para ello requiere mucha más exigencia, conocimiento y formación, siendo imprescindible aumentar la observación y estudio de los valores. Este hecho permite que el trader sea capaz de operar en diferentes mercados y productos financieros, ya que no será habitual que trabaje sólo uno de ellos como sí es frecuente en las opciones mecánicas, donde se busca la especialización en una materia concreta y no en la totalidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario