jueves, 7 de abril de 2016

Mi hipoteca, sus cláusulas y "nuestros" tecnicismos. ¿Vamos sin miedo a por nuestra casa?

Con todo lo que hemos vivido en los últimos años en referencia a la crisis, prácticamente nadie necesita una definición de lo que es una hipoteca. Todo el mundo puede hablar sobre la concesión de créditos hipotecarios de alto riesgo, de activos comprometidos, de cláusulas suelo y muchos otros términos a los que nunca habíamos prestado atención antes de la crisis.
¿Significa eso que sabemos realmente lo que es una hipoteca? ¿Entendemos el verdadero motivo que desató la crisis? ¿Estamos preparados para ir al banco a solicitar este producto?
Al usar el término hipoteca nos referimos a un contrato mediante el cual una entidad nos presta un dinero a crédito tomando como garantía un bien. Dicho bien es, por regla general, un inmueble. Eso significa que la vivienda permanece en nuestras manos mientras cumplamos con nuestra obligación, pero no es realmente nuestra hasta que terminemos de pagar el crédito y, en caso de incumplimiento, el banco se quedaría con el inmueble.


¿Y qué pasa si ya me he decidido? ¿Qué es lo que debo preguntar en mi banco? ¿Cómo puedo comparar entre dos hipotecas? En una hipoteca hay tres aspectos generales que debemos observar:
  • Capital: cantidad de dinero que vamos a necesitar.
  • Interés: porcentaje extra que vamos a pagar por recibir el dinero. 
  • Plazo: Número de periodos de los que, como máximo, disponemos para devolver el capital.

·         Sin embargo, estos conceptos básicos no son suficientes para poder afirmar que tenemos claro lo que estamos firmando y a que nos comprometemos. Otro concepto con el que debemos estar necesariamente familiarizados al pedir cita en nuestra oficina es el EURIBOR. Estas siglas se pueden traducir como el tipo europeo de oferta interbancaria. Es una media del tipo de interés al que se prestan dinero los bancos europeos.
Existen varios factores que influyen en el valor del Euribor, pero la importancia de este indicador reside en que se utiliza como referencia para calcular el interés de los préstamos hipotecarios. Existen hipotecas cuyo interés se compone del valor del Euribor más un valor fijo. Esto significa que cuando más bajo está el Euribor más barata nos sale la vivienda.



Esto nos lleva al siguiente punto a observar cuando leemos las condiciones de la hipoteca que vamos a contratar: la cláusula suelo. Esta cláusula nos obligaría a seguir pagándole al banco una cantidad mínima aunque el Euribor siguiese bajando. Esto hace que las condiciones de la hipoteca sean asimétricas, pues el Euribor puede subir infinitamente (lo cual solo beneficia al banco) pero se le hace caso omiso si baja más allá de cierto nivel (lo cual también beneficia al banco). Realmente no es así. Igual que existe el suelo también existe el techo. Pero este techo está estratégicamente situado en un nivel lo suficientemente alto como para que nunca se dé esa circunstancia.
Esta práctica no es ilegal, pero muchas entidades no informan debidamente a sus clientes de las verdaderas consecuencias de aquello que firman.
En cualquier caso y, tanto si estás pensando en solicitar una hipoteca como si ya dispones de ella, es muy importante estar debidamente asesorados por un buen profesional así como estar informado de estos conceptos.
No olvidemos que el desconocimiento de la ley no nos exime de su cumplimiento y el no tener claro lo que estamos firmando nos puede salir muy caro a la larga. No es fácil defenderse alegando el desconocimiento de lo que se hacía y por ello es tan importante la adquisición de esos mínimos conocimientos financieros que tanto suelo defender en mis entradas.
¿Y ahora qué? ¿Verdad que apetece leer un poco más sobre el tema? A mi desde luego y, tras saber los quebraderos de cabeza que me puedo ahorrar, me han entrado ganas. Recomiendo a todo el mundo visitar la web www.clausulasuelo10.com donde podremos encontrar definiciones, conceptos, recomendaciones, videos, ofertas, sentencias judiciales al respecto y muchas más cosas relacionadas con el tema.
Y si echáis en falta algo como siempre podéis compartir aquí vuestra experiencia. No hay mejor forma de aprender que conocer lo que le sucedió a otras personas y como consiguieron resolver el conflicto.

Un salido y feliz negocio a todos J

No hay comentarios:

Publicar un comentario