lunes, 11 de abril de 2016

El mercado de materias primas: ¿Alguna vez habeis pensado en "haceros de oro"?

Aunque en ocasiones no nos demos cuenta, existen muchos más mercados además de la cotización bursátil de las grandes empresas. El mercado de materias primas puede llegar a presentarse tan rentable como otros en determinadas ocasiones.
Esta entrada esa dedicada al oro. Este valor es la materia prima por excelencia y además se le conoce como valor refugio en el argot de las inversiones. Al menos así es como se le describe en los libros. Digo esto porque muchos analistas técnicos no están de acuerdo con ese calificativo. 
Una inversión en oro se puede realizar adquiriendo el bien directamente a través de la compra de lingotes o monedas o indirectamente al comprar certificados de depósito. Otra forma sería invertir en fondos especializados. Este tipo de inversión se realiza en tiempos de crisis con la intención de mantener el valor del dinero sin necesidad de que este se devalúe. La referencia a seguir del valor del oro, la marca la London Gold Fixing Association. Lo más interesante del oro es la dificultad de manipular su precio en el tiempo y por esta razón se le considera un refugio. El oro mantiene su valor a través de una amplia gama de escenarios económicos y por eso resulta tan atractivo en tiempos de recesión.


Las tendencias de la oferta y la demanda señalan que cada vez existe una mayor demanda de esta materia y eso conlleva un mayor aumento de su valor.
Si nuestra intención es puramente especulativa, ya conocemos varios tipos de productos que nos permiten entrar en las materias primas, como pueden ser los futuros o los CFD.



 Por otra parte y, como ya os detallo al principio de la entrada, las formas más habituales son:
  • Oro físico: comprar lingotes o monedas. Este camino requiere un alto costo de mantenimiento y se incurre en riesgos de robo.
  • Certificados de depósito: adquirimos un certificado de posesión, lo que rebaja considerablemente el mantenimiento.

Para realizar una inversión en monedas de oro, lo mejor es dirigirnos a empresas especializadas en este tipo de inversión donde, además de poner a nuestra disposición todo tipo de productos relacionados con este tipo de inversiones (monedas, lingotes, diamantes, etc.) se preocupan de que en ningún momento nos falte asesoramiento. 



Cuando hayamos decidido cuál es mejor método de entrada pasaremos a disfrutar de interesantes ventajas:
  • La inversión en oro es sencilla. No se requieren grandes conocimientos de inversión.
  • Es una inversión con una alta liquidez y, puesto que su precio no está controlado por ningún gobierno, mantiene su valor. Esto significa que su valor sólo depende de la oferta y la demanda.

Como todo en la vida, también existen ciertas desventajas, como el hecho de que no proporcione dividendos o rentas o la inestabilidad a corto plazo. Realmente no son desventajas, simplemente es una inversión pensada para cierto perfil inversor.
¿Y bien? ¿estáis list@s ya para "haceros de oro"? Como siempre, estamos deseando conocer vuestra opinión sobre el tema o escuchar cualquier experiencia al respecto que hayáis podido tener invirtiendo en oro en el pasado. 
Y para aquellos más precavidos que quieran documentarse un poco más antes de lanzarse, os recomiendo un repaso a las entradas de este blog. No os dejará indiferentes. 



No hay comentarios:

Publicar un comentario