miércoles, 5 de noviembre de 2014

Introducción al análisis técnico

Hablábamos  en la entrada anterior de las diferencias entre las dos principales clases de análisis de valores que existen y (al parecer) la interminable confrontación entre los adeptos de cada una. Esta entrada toca dedicarla al análisis técnico.
Este tipo de análisis consiste en analizar el gráfico de precios de un valor en concreto para predecir oscilaciones futuras en el precio de una acción.
No se tienen en cuenta factores externos, tales como estados financieros de la empresa, el panorama económico global, etc. Se basa estrictamente en gráficas. Quienes emplean esta estrategia creen firmemente que el precio del mercado refleja toda la información conocida sobre la misma.
Desde luego hay mucha gente que afirma que se pueden obtener grandes beneficios con el análisis técnico, aunque tambien hacen falta ciertos requisitos que, al contrario de la opinión popular, no están al alcance de todo el mundo.


  • Hay que tener conocimientos matemáticos y estadísticos para analizar bien un gráfico concreto. 
  • Realizar un seguimiento activo de acciones, revisando gráficas e indicadores periódicamente. Esto se traduce en una necesidad de estar junto al ordenador durante horas. 
  • Por último, es necesaria la admisión de la creencia de que no existe relación causa-efecto directa entre el comportamiento del precio en el pasado y su evolución futura. 

El analista técnico parte del principio de que el precio de un valor ya ha recogido toda la información del mercado. Así pues, se puede obviar la información económica o empresarial.

En cuanto el sistema, consiste en el estudio de los distintos tipos de gráficos de la cotización. Esto es lo que se conoce como chartismo.
Todos los tipos de gráfico se pueden realizar para cualquier intervalo de tiempo. Dentro de este intervalo tratamos de trazar lineas que muestren tendencias alcistas o bajistas. Cuando esta linea imaginaria muestra un precio donde el valor tiene dificultad para bajar, se dice que en ese precio tenemos un soporte. 


Del mismo modo, a una linea imaginaria que muestra un precio donde que el valor tiene dificultad para superar se la conoce como resistencia.

 

Entendemos por lo tanto y, de forma muy genérica que, cuando un valor está tocando un soporte hay que entrar, mientras que cuando esta tocando una resistencia hay que salir. Sin embargo, existen momentos de alta volatilidad, en los cuales es muy difícil observar la tendencia. En estas situaciones suelen ser muy útiles métodos para suavizar la cotización que nos permitan distinguir canales alcistas o bajistas. Uno de los mas utilizados es el ya explicado método de la media móvil
Podemos nombrar muchos mas indicadores que ayudan a tomar decisiones a la hora de invertir. En este enlace disponemos de diversas lecturas mediante las cuales el usuario puede adentrarse de una manera más profunda en el análisis técnico. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario